SOLO CONTRA EL MUNDO


Por: Manuel Medrano

Cuenta Alex que era muy joven cuando empezó en Colombia la elección popular de alcaldes. Él apenas estaba en el bachillerato, cuando Marco Tulio González resultó elegido alcalde de Sincelejo por el voto popular. El hombre quedó sorprendido al ver a muchos señores en carros elegantes y hermosos visitando el barrio donde vivía, que se había originado de una invasión de gente muy pobre que encontró en ese sector tan deprimido el territorio para establecer un hogar permanente. Con ellos llegaron los discursos rimbombantes, con una carga de promesas, regalitos y ayudas representadas en medicina, brigadas de higiene, becas y hasta dinero en efectivo.

Todo este accionar iba encaminado a facilitar la llegada de Marco Tulio a la alcaldía de Sincelejo, al obtener la mejor votación sin importar la violación de la ética, los valores y la dignidad de la comunidad; lo importante era ganar, para después sin saber gobernar dar prioridad a los socios que en campaña participaron en el proselitismo clientelista y contaminaron con el virus de la corrupción al candidato, que al llagar a la alcaldía estaba para ejercer sin ningún principio de moralidad ni ética en tan importante cargo.

Tal vez, sigue contando Alex, por haber vivido toda mi infancia, adolescencia y la mayor parte de mi juventud en un barrio de invasión que carecía de los más elementales servicios públicos y tanta injusticia social. De este escenario desgarrador surgió mi mayor motivación para aferrarme a los estudios, en aras de poder ayudar a mi familia y a la comunidad; y me he convertido en educador, licenciado en Filosofía e Historia de la Universidad Santo Tomas, Abogado de la Corporación Universitaria del Caribe, Cecar, y administrador Público de la ESAP.

Tiene razón Alex Manuel Sierra, al haber entendido y practicado el Valor de Educar y Educarse, por tal razón hoy solo contra el mundo lucha contra la corrupción, sin amilanarse por las dificultades que su actitud conlleva,  ni los maltratos, ni las amenazas han sido óbice para que siga su instigación contra el componente de la corrupción que se ha perpetuado en la administración pública, poniendo en peligro la supervivencia de los más vulnerables, al arrasar sin ninguna consideración los dineros de la salud, de la educación y hasta cínicamente han manejado los recursos del Plan de Alimentación Escolar Pae. Ya no le temen ni a la Fiscalía ni a la Procuraduría ni a la Contraloría.

El protagonista de esta historia ha tenido que recurrir a toda clase de estrategias: primero empezó visitando las estaciones de radio, ya que también es locutor, y después tomó una bomba con un tanque en su hombro para fumigar la corrupción, no conforme con todo esto el día Internacional de la Lucha Contra la Corrupción, el 9 de diciembre, en la Plaza Olaya Herrera exhibió una rata gigante atrapada en una trampa y publicó en una gran pancarta el ranquin de los países más corruptos.

Colombia – México – Ghana – Birmania – Guatemala – Arabia Saudita – Brasil – Kenia – Bolivia – Rusia.

Anterior Hidelmán
Siguiente LA IMPROVISACIÓN FATAL

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *