PERIODISTAS EN CRISIS


Por Manuel Medrano

«Para decir mentiras hay que tener memoria, para decir verdades, valor».

Mucha culpa tenemos los periodistas por la crisis que estamos afrontando en estos momentos. La crisis no nos ha sido ajena, pero esta es quizá, la más profunda de todas. Por tal motivo, será muy difícil salir de esta encrucijada.

Las comunidades tal vez no se han tomado en serio la función del trabajo periodístico, aunque desde que se levantan empiezan a consumir información de todo tipo, al encender su radio, su televisor, el computador o el celular. No concibo una sociedad sin periodistas. «Sin periodistas, no hay periodismo, sin periodistas, no hay democracia».

No alcanzan a dimensionar lo que está en riesgo, si no hay una salida que permita que en el departamento de Sucre se haga un periodismo con dignidad; de tal manera que los periodistas puedan hacer un trabajo honesto e impregnado de ética. Todo comenzó cuando las emisoras dejaron de tener sus propios informativos, y comenzaron a segmentar los espacios radiales, proponiendo que los mismos periodistas se financiaran, vendiendo publicidad, creando de hecho un fenómeno distractor para el comunicador que tendría que pensar primero como conseguir su propia supervivencia, que fondearse en el proceso investigativo y establecer el contacto con sus fuentes para ofertar un producto de calidad.

Algunos empezaron a incursionar como emprendedores, con la ilusión de ser los propios directores de sus Noticieros, Radio Revistas e Informativos. Asumieron el rol con mucho entusiasmo; sin alcanzar a visualizar que se irían por un despeñadero profundo. Poco a poco, se fue deteriorando la información y se fue perdiendo la credibilidad; fueron apareciendo más periodistas, empíricos y egresados de diferentes universidades, en un escenario donde solo había dos periódicos y unas pocas emisoras en crisis.

Se llegó a decir que los periodistas se venden a los alcaldes y gobernadores, algo que parece absurdo, siendo que la pauta oficial es miserable. Sería como venderse por un plato de lentejas. Mientras que la gran pauta que manejan las entidades oficiales, esa si con varias cuentas millonarias, se les asignan a las grandes cadenas de radio y televisión de Bogotá.

Consultamos a Mariluz Vallejo Mejía, doctora en Ciencias de la Información e investigadora de la Pontificia Universidad Javeriana, y sostiene que la academia tiene el desafío de formar periodistas más hábiles y con mayor dominio de las herramientas digitales para moverse en un eco-sistema cambiante, pero también capaces de desmentir la desinformación que inunda las redes sociales. Vemos la necesidad de recuperar el rol original del periodista, como un intelectual y humanista que ejerce el periodismo con sensibilidad social, con comprensión amplia de la realidad y capacidad de ejercer el contrapoder. En un país como el nuestro se necesita periodistas que investiguen a los corruptos, señalen las injusticias y se pongan en lugar de las víctimas, asumiendo su responsabilidad como servidores públicos que son, eso es lo que los diferencia de muchos que se hacen llamar «periodistas ciudadanos», y no pueden dejar de ser contadores de historias.

Claro, el gran problema hoy en día es la credibilidad de los medios. Por eso hay que recuperar a las audiencias, que están endiosando a las redes sociales y a los falsos gurus, youtubers e influencers. La gente debe volver a creer en los medios, y los periodistas deben recuperar la credibilidad perdida.

El advenimiento de un flujo de periodistas de todas partes, y no todos con la formación sólida y profunda que debe tener el profesional para ejercer su oficio con lujo de detalles, ya sea en la ciudad o en el área rural que le toque laborar, también ha venido a incidir en toda esta problemática que se ha hecho evidente por estos días de cuarentena. Por el estrés que nos acosa en estos momentos, la mayoría de los comunicadores se han olvidado que solo la calma, la serenidad y el profesionalismo nos pueden ayudar a salir de la crisis profunda en que nos encontramos inmersos.

Anterior SONORIDAD SABANERA
Siguiente PRIMERO COLOMBIA

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *