LA METÁFORA DE LA GALLINA DESPLUMADA


Por Manuel Medrano

El 1% controla el mundo, el 4% son títeres vendidos y el 90% están dormidos. Existe un 5% que lo sabe y está intentando despertar al 90%. El 1% no quiere que el 5% despierte al 90%; sin embargo, tú y yo somos del 5%.

 Mientras se cumplía a cabalidad y con todo el rigor los detalles planificados para el operativo de rescate-fuga de la ex congresista Aida Merlano, condenada a 15 años de prisión por delitos electorales, quedó en evidencia que este subdesarrollado país no renuncia a su capacidad de asombro y se solaza con el sensacionalismo permanente de los manipuladores medios de comunicación, permaneciendo bajo anestesia viendo Yo me llamo, el Desafío y Sábados Felices.

Mientras los depredadores continúan dando rienda suelta a su insaciable apetito de opulencia, siguen engordando y fortaleciendo sus carteles delincuenciales para violar leyes, normas, códigos y decretos, sin ser detectados ni denunciados. La sociedad se divierte haciendo chistes baratos, cuentos y bromas caricaturescas con la noticia sensación del momento.

Es el caso la mal llamada fuga de la muchacha nacida en un barrio popular de una ciudad costeña, víctima del sistema corrupto que la atropelló con una ola gigante, cual tsunami despiadado y demoledor. Las redes sociales se llenaron de memes y especulaciones, de toda clase de videos de Aida Merlano y su protagonismo buscando escondederos. Y hasta las imágenes de la captura de su hija a cargo del CTI en Barranquilla, en un operativo de película mejicana con burdos protagonistas, donde una dama detective encañona a la hija de la prófuga sin identificación ninguna, parecía más un secuestro.

Mientras el alto gobierno hipócritamente se rasga las vestiduras, los carteles compradores de votos siguen haciendo de la suya para apoderarse de alcaldías y gobernaciones, pagando 50 mil pesos y una camiseta por persona para que acudan a las manifestaciones y a los cierres de campaña. El pueblo sometido a tanta indignidad. Lo corrompieron y ahora explotan su pobreza, su dependencia e ignorancia.

Todo está bien planificado para que la Procuraduría y la Fiscalía no detecten la proliferación de Casas Blancas que pululan en el territorio. Nadie denuncia, todos van tras de los caciques afanados por apoderarse de las alcaldías y las gobernaciones. Siguen a sus políticos a pesar del dolor y el daño que les hacen. Es el caso de la famosa metáfora de la gallina desplumada.

Cuentan que Stalin (Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética entre 1922 y 1952 y presidente del Consejo de Ministros de la Unión Soviética entre 1941-1953), mandó a traer una gallina y delante de un grupo de seguidores y amigos la desplumó. Luego pidió que le trajesen un puñado de trigo y empezó a girar por la sala y la gallina adolorida y sangrando lo seguía a todos lados. Stalin increpó a sus amigos y dijo: “Así actúa el pueblo estúpido e ignorante, sigue a los políticos que les hacen tanto daño”. Esta metáfora en la Costa Caribe es una triste realidad, y todo mundo calla.

El pueblo detrás de la plata, de los puestos y de los contratos y se olvidan que sus proveedores solo se hacen llamar políticos para enriquecerse en las alcaldías y gobernaciones, mientras el pueblo continúa sumido en la pobreza y la ignorancia hasta que la Fiscalía y la Procuraduría descubran la multiplicación de los peces. Hay muchos delincuentes más poderosos que Aida Merlano comprando las conciencias del pobre pueblo y aunque todo el mundo lo sabe, nadie lo denuncia.

Anterior EL JUEGO DE GERALD EN EL CARIBE
Siguiente UNAS PALABRAS A ESE OTRO SILENCIO

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *