POR QUÉ NO SE CALLAN


Por Manuel Medrano
Titular de Caracol y RCN: Uribe relaciona a Petro con “paras”, y “narcos” y él le responde: “Yo no soy como usted”, el exmandatario también acusó a Petro de reunirse varias veces con Carlos Castaño.

Una nueva pelea quedó registrada entre los Senadores Álvaro Uribe Vélez y Gustavo Petro en la plenaria que se llevó a cabo este martes…

Resulta deprimente las actitudes de los señores Gustavo Petro y Álvaro Uribe Vélez, al seguir irrespetando al país que los privilegia con calidad de vida, sueldos inmerecidos, en una nación empobrecida, y una Curul en el Congreso. Al menos deberían hacer uso del maravilloso silencio y quedarse callados, para que se den cuenta de que no los necesitamos. Al mismo tiempo, tomar la decisión de abandonar esa actividad de la cual se han lucrado de manera absurda delante de un pueblo al que ofenden cada vez que hablan en el Congreso de la República o por Twitter, medio que utilizan indebidamente para seguir con la diatriba que denigra, y dista mucho de lo que debe ser un padre de la patria como a ustedes les encanta que les llame el pueblo, que desde la cúpula del poder solo miran de reojo y con desdén.

Da grima recordar el día que fueron al Congreso los representantes de las víctimas, para exponer todas las vicisitudes por las que han tenido que pasar después de ver caer asesinados a sus familiares y ser despojados de sus tierras. Confieso que he visto más de 15 veces el vídeo que quedó como testimonio de la estupidez de quienes siguen llamando Congreso a ese escenario de la corrupción, donde demuestran la perversidad de la clase que representan. Aún se escucha la voz del representante de las victimas diciéndoles, “señores congresistas, por favor escúchenos, algunos hemos venido desde muy lejos y hemos empeñado nuestras pocas cosas para llegar hasta este sagrado lugar de la democracia, por favor escúchenos, señores parlamentarios…”. Y nadie, absolutamente nadie se preocupó por atender el clamor de quienes en ese momento se sintieron ignorados.

Los “honorables” parlamentarios una vez más se burlaron del pueblo, y los pocos seguidores del Canal de Televisión del Congreso, no podían creer lo que escuchaban viendo una escena inédita en el país, la voz quebrada de las victimas silenciadas con la bulla de los congresistas imbuidos en la discusión de sus propios intereses.

Es necesario recurrir una vez más al periodista y escritor Francisco Rubiales, quien sostiene en su obra, Políticos los nuevos amos, que “los políticos son el santuario del poder. Han sojuzgado al Estado y lo han convertido en víctima. Amparados en el poder público han tomado y sometido también a la sociedad y a las masas. No existe sobre la tierra otro poder que se les compare. Acorazados por la legalidad que les otorga la democracia participativa. La elevada impunidad de los políticos forma parte de los privilegios de los nuevos amos; la sociedad los ha tornado indiferente y ya ni siquiera les exige responsabilidades”.

“La transformación de la democracia en oligocracia ha sido, con seguridad, el más vil y eficiente logro de la moderna propaganda al servicio del poder. Impedir que los ciudadanos intervengan es fácil en un Estado totalitario, pero lograrlo en democracia, donde la sociedad es teóricamente libre, es mucho más complejo…”.

Y se fueron sin ser tenidos en cuenta los voceros de las víctimas, invisibilidados una vez más por quienes se autoproclaman los representantes del pueblo.

¡Señores, Álvaro Uribe y Gustavo Petro, por qué no se callan! No queremos que nuestros hijos sean los herederos de sus odios.

Anterior Torcaza Meridional - Rita Mendoza Simahán
Siguiente Torcaza Meridional - Alcides Sampedro Marín

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *