PLANTACIÓN ADENTRO


Por Manuel Medrano

“Claro después de una tunda e palo, que te mueras es normal”. Tite Curet Alonso.

Con canciones como Mi Viejo, Juan Boliche, Pedro Nadie y Caminando por Caracas, el cantautor argentino Piero, recorría América Latina y al llegar a Panamá para dar varios conciertos, se encontró en la recepción del Hotel Nuevo Panamá con un joven que, con guitarra en mano, pretendía cantarle una canción de su autoría para que la incluyera en su repertorio. Sin ningún problema lo atendió y lo invitó a seguir a su habitación para escucharlo cantar. Piero, fascinado le dijo al novel cantautor que esa maravillosa canción tenía que grabarla su propio autor y así ya eran dos que estarían retomando la canción social.

El joven era nada más ni nada menos que Rubén Blades, quien había compuesto Pablo Pueblo en la cafetería de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá.

Su padre había sido músico y basquetbolista y había pertenecido a la Policía Secreta de Panamá. Su señora madre tocaba el piano y cantaba. Ellos le habían inculcado que tenía que estudiar y se había comprometido a terminar la carrera de derecho, pero desde que le regalaron una guitarra de plástico supo que la música siempre haría parte de su vida. Cumpliendo ese cometido, clandestinamente actuaba por las noches en bares y cantinas. Su padre se daba cuenta, pero nunca lo recriminó.

Estando estudiando en la universidad se vinculó a un grupo de rock, pero cuando comenzó a escuchar a Ismael Rivera con Cortijo y su Combo y a Cheo Feliciano se percató de que lo de él era la Música Latina.

En 1968 le dieron Golpe de Estado al presidente de Panamá Arnulfo Arias Madrid, y la Junta Militar cerró la Universidad. Entonces le tocó viajar a New York, donde se encontró con el músico Pete Rodríguez a quien le gustaron sus canciones y lo invitó a grabar con su orquesta, dando como resultado el álbum De Panamá a New York, donde sobresalió el tema Juan González.

Juan González

La historia que van a escuchar a continuación
Esta basada en hechos ficticios
Cualquier parecido o semejanza con personas
Vivas o muertas es pura coincidencia

La patrulla ha llegado al pueblo con la noticia
Que acabaron con Juan González el guerrillero
Que por fin el león de sierra reposa muerto
La guerrilla murió con el grita un sargento

En la cañada del muerto fue la emboscada cogieron
A la guerrilla hambrienta y cansada ayy

En un bohío monte adentro se escucha el llanto.
De una mujer con un niño que está en pañales

Con ella lloran también los pobres del mundo
Los campos lloran la muerte de Juan González

La Sierra viste de luto Mataron a Juan González
Se han secado los riachuelos no florecen los rosales
La Sierra viste de luto Mataron a Juan González.

Cuando se normalizaron las actividades académicas en la universidad, regresó y terminó sus estudios graduándose como abogado. Entonces viajó a Estados Unidos a visitar a sus padres, que se habían mudado para el país del norte.

Poco tiempo después salió a buscar trabajo y en lugar de coger el diploma de abogado, tomó su guitarra y se fue para la empresa disquera Fania. Después de hablar con los ejecutivos de la Fania solo le quedó como alternativa de supervivencia aceptar un puesto en la oficina de correo de la disquera. Allí fue conociendo a las grandes estrellas de la salsa, y el rumor se fue regando que el empleado del correo era cantante, compositor y abogado.

Un día una de las estrellas de Fania se quedó sin cantante y todos le dijeron que pasara por la oficina de correo y preguntara por Rubén Blades. La primera presentación del panameño con la Orquesta de Ray Barreto fue en el Madison Square Garden, ese día se le olvidaron las canciones en pleno Show. Pero la leyenda realmente comienza cuando Willie Colón y Héctor Lavoe se separan. Willie habla con Rubén y este le dice que el Cantante de los Cantantes es irremplazable, pero llegaron a un acuerdo y comenzaron a trabajar juntos. Graban el primer disco y una canción del gran compositor de Puerto Rico, Catalino Tite Curet  Alonso, Plantación Adentro cogió vuelo en la radio de países como Colombia, Venezuela, Panamá, Puerto Rico y Ecuador.

 Plantación Adentro

Sombras son la gente/A la la la la la la la (bis)

/Plantación adentro /cámara
es donde se sabe la verdad
es donde se aprende la verdad

Dentro del follaje
y de la espesura
donde todo viaje
lleva la amargura
es donde se sabe cámara
es donde se aprende la verdad

Camilo Manrique falleció
por golpes que daba el mayoral
y fue sepultado sin llorar ¡Ja!
una cruz de palo y nada mas

Coro

Camilo Manrique falleció
Plantación adentro camará

Plantación adentro camará
sombra son la gente y nada mas

Coro

Se murió el indio camilo
por palos que daba el mayoral

Coro

Y el medico de turno dijo así
Muerte por causa natural

Cuando aparece Pedro Navaja comienzan a soplar nuevos vientos para la salsa y un tema que la Fania no quería grabar por que suponían que la radio no lo programaría por tener más de 7 minutos de duración, algo inusual en esa época, rompió todas las barreras y junto con Plástico, y María Lionza hicieron del Álbum Siembra el más vendido en toda la historia de la discografía salsera y Rubén Baldes empieza a convertirse en una leyenda viva de la Música Latina. Siempre polémico y crítico. Ha compuesto más de 200 canciones y obtenido 17 Grammys.

Estudió en la prestigiosa Universidad de Harvard y con un doctorado honorario en Estudios Chicanos de la Universidad  Berkelee, California.

Como actor ha filmado 40 películas, actuando al lado de Salma Hayek, Robert  Redford, Antonio Bandera, Denzel  Washington y otras grandes estrellas de Hollywood.

“Rubén Blades es un intelectual, una persona muy leída e integra, que ha mantenido siempre una misma línea  ideológica y ha sido coherente con lo que ha defendido. El suele decir que los comunistas lo tildan de derecha y los de derecha lo han llamado comunista. Creo que cuando alguien le pasa eso es que está haciendo las cosas bien», dice Albert Benaim director del documental Yo no me llamo Rubén Blades.

La canción social que retomó Blades en aras de despertar al Pueblo Latino que ha estado dormido y que como dijo Fito Páez: “Nos vendieron tanto bienestar que no hay manera de poder estar bien” puso en la órbita mundial la Música Latina, fue candidato de la presidencia de su país en 1994, y en el gobierno del presidente Martín Torrijos fue nombrado Ministro de Turísmo.

País Portátil

Se vende un país portátil
con su autoestima en el suelo
con un enorme complejo
que lo hace anti nacional

Es un lugar sin memoria
donde ya nada sorprende
vive el crimen indultado
o a un charlatán presidente

Se vende un país portátil
Se ofrece un país portátil
Se alquila un país portátil
Se empeña un país portátil

Parado un país portátil
con héroes falsificados
ideales hipotecados
y total mediocridad

Oferta un País portátil
domesticado en engaños
Se garantiza por años la ausencia
de honestidad

Se vende un país portátil
que castiga al que es honrado
y a un pueblo auto condenado
por no aceptar la verdad.

Anterior LOS AÑOS DE NOEMÍ: UNA NOVELA PARA VOLVER A LEER
Siguiente GENERACIÓN DE IDIOTAS

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *