Nociones de izquierdismo 1936-1937 Fernando González Ochoa


MALPS4
Por: Eugenio Antonio Calderón Barreto

El autor plantea, que, es el izquierdismo el camino para la democracia y no el derechismo, primero porque considera que los sistemas democráticos son oligárquicos; es de decir, “comunismo”. Considera que la postura política debe ser el movimiento de izquierda porque la izquierda se caracteriza por ser movimientos de evoluciones sociales vitales para el funcionamiento de la construcción de una democracia. Todo se remonta para las elecciones presidenciales de 1938, en donde el partido liberal estaba fraccionado por dos corrientes: antioqueña y capitalina, en el corriente paisa se encontraba el dirigente antioqueño ECHANDÍA y en la corriente cachaca se encontraba Eduardo Santos, abuelo del ex presidente Juan Manuel Santos Calderón, la historia se repitió como en aquella época republicana, el país estaba fragmentado por dos grupos sociales los del centro que bien lo criticaba el maestro Fernando González Ochoa por caracterizarse por ser un gremio bastante acostumbrado a tener el control de todo. Los beneficios corrían para Bogotá, como lo señala “la capital de todo el mundo” por ser una ciudad donde el control republicano y teocrático corría por las venas de un grupo político y social.

En ese momento histórico, vivía el país una división regionalista y es la situación social, política, económica y cultural que ocurría en aquel entonces. Lo cierto es que el autor consideraba la necesidad de implementar un verdadero izquierdismo, donde este decía que “universitario” que se respetara debía ser izquierdista, porque el izquierdismo abría el pensamiento humano de las personas, donde los jóvenes empezaban a experimentar etapas muy buenas. El autor sobresalta figuras puntuales como Benjamín Herrera, fundador de la Universidad libre de Colombia, que en su época jugó un papel fundamental para la construcción del pensamiento universitario, donde la iglesia no iba a tener un papel fundamental en la construcción del conocimiento autónomo e independiente. Señala figuras puntuales como Gaitán, que en su época era uno de los políticos más famosos por su carisma.

También señala el autor, la necesidad de que los pueblos sudamericanos, especialmente Colombia, viviera una individualidad acerca de su identidad. Identidad que surge con las construcciones de las repúblicas post coloniales con la aparición del libertador de américa, Simón Bolívar, donde el continente americano en su esencia parecía una colonia más de Europa. Primero porque los lideres no estaban preparados para dirigir pueblos que se proyectasen como republicas sólidas, considera la importancia del líder venezolano porque fue este quien lo inspiro con su frase “Si hay una violencia justa es aquella que se emplea en hacer a los hombres buenos y, por consiguiente, felices”. Es claro el concepto que especifica el autor en el argumento de emplear la violencia para alcanzar un objetivo, más bien materialización del libro de los soviéticos, el manifiesto del partido comunista.

“Por tanto a las instituciones sociales o morales, tenemos la institución del matrimonio; cuando el hombre está aislado del universo (conciencia cavernaria), el matrimonio es la posesión de la hembra, semejante a la posesión del hueso por el perro; luego es la unión para satisfacer necesidades mutuas; después de tener hijos, y la expansión de la conciencia llega poco a poco a hacerle sentir que es unión para honrar la humanidad; que el enfermo no puede engendrar”.

El autor considera de vital importancia del pensamiento político y jurídico de Benjamín Herrera “la patria está por encima, de partidos”. En donde las democracias de hoy en día están fragmentadas por su inclinación política, filosófica, económica etc, pero como ciudadano crítico de lo malo hoy más que nunca está fragmentada principalmente por la falta de pluralismo que en su momento, el escritor y abogado Fernando González Ochoa se preocupa era la mucha falta de empatía entre sectores de la sociedad, específicamente entre ciudades, hoy más que nunca nociones de izquierdismo se repetirá, no como aquel 1937-1938, pero si por una profunda crisis social que nos oprime, y es el egoísmo, hoy más que nunca Colombia y la humanidad está por encima de partidos políticos, sea izquierda o derecha . Hoy por hoy el mundo está dividido por la falta de compañerismo, lealtad, buenos valores como la paz, la tolerancia, la justicia. Puede existir un cambio social entrante para las nuevas generaciones de profesionales, técnicos, políticos, empresarios, académicos, padres e hijos. La familia, la patria y el mundo están por encima de partidos políticos “ALEA IACTA EST”.

 

Anterior LEYENDO “LA PISTOLA EN EL AGUA”
Siguiente Los negroides (ensayo sobre la gran Colombia)

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *