EL MUNICIPIO QUE LE ROBARON SUS SUEÑOS


Por Manuel Medrano

Me contaron los abuelos aquella noche, sin relámpagos ni truenos, en que el mar estaba en calma y en el espejo de sus aguas se reflejaba la luna en todo su esplendor, la historia de un pueblo que alguna vez creyó que podría vivir con dignidad, pero se le robaron sus sueños. Uno de los ancianos levantando la voz comenzó la triste historia de San Onofre diciendo: Resulta que por allá por el año 1774, existió una finca llamada Quilitén, por sus alrededores merodeaban muchos negros cimarrones que se habían fugado de las haciendas vecinas de la provincia de Cartagena, huyéndole a los capataces esclavistas, que desordenadamente subsistían, hasta que, en unas de sus corredurías, el Español Juan de la Torre y Miranda fundó el pueblo de San Onofre.

Las actividades económicas de la población fueron la agricultura y la ganadería, la producción de arroz hizo famosas esas tierras fértiles, cuyos productos se comercializaban en el mercado de Cartagena la capital del Bolívar Grande, que poco a poco fue desmembrado, dando origen a varios departamentos, entre los que se encuentra el Departamento de Sucre, creado en el año 1966. San Onofre que se había convertido en municipio el 31 de Julio de 1839, quedó incluido en el mapa del nuevo departamento. Con nuevo gentilicio comenzaron a tratar de renunciar a la atracción que tenían por el ser caribe de  Cartagena de Indias,   para mirar con cariño a  la reina de la sabana, Sincelejo la nueva capital,  renaciendo la esperanza de que el turismo se convirtiera en otra opción oxigenante de la economía local con las bellas playas de la ensenada de Berrugas, ubicada  en el Golfo de Morrosquillo y Rincón del Mar frente al Archipiélago de San Bernardo, con sus islas, Múcura, Tintipán, Mangle, Cabruna, Boquerón,  Santa Cruz del Islote, Isla de Palma, Ceycen, Maravilla y Panda.

Esta gente humilde y trabajadora comenzó a prosperar adquiriendo sus propias parcelas, surgiendo una generación de pequeños propietarios, campesinos y ganaderos; con dificultades por el mal estado de los caminos y veredas, pero los burros y los mulos se convirtieron en la fuerza transportadora.

Con nuevos bríos e ilusionados y optimistas, empezaron a exigir mejores vías.  Hace 50 años están implorando por una carretera que comunique a la cabecera municipal con Berrugas y Rincón del Mar. Solo en el 2020, se ha iniciado el proyecto que está llamado a dinamizar el Turismo en la zona que tiene como principal atractivo un mar azul esmeralda y la belleza de sus playas.

Pero todo cambió cuando la alcaldía se convirtió en un codiciado botín a partir de la elección popular de alcaldes, el municipio comenzó a tener un mayor presupuesto y después acceso a las regalías por su ubicación dentro del Golfo de Morrosquillo, donde está el puerto exportador del petróleo colombiano; el pueblo no ha sido capaz de elegir un buen alcalde,  y,  por ende, el municipio se fue empobreciendo prematuramente, después aparecieron los Paramilitares comandados por Rodrigo Pelufo,  alias Cadena,  quien conformó una alianza diabólica con la endeble clase política de la región, erosionando para siempre el tejido social y debilitando la democracia  local.  San Onofre no ha podido recuperarse por falta de un acompañamiento psicológico, y de una política de recuperación del poder para beneficio del ciudadano. Los corruptos se empoderaron de la institucionalidad, y la intolerancia y la inseguridad convirtieron al pueblo pacífico en uno de los más violentos de la región, con presencia del micro tráfico. Como si esto fuera poco, ha surgido otra invasión, ahora proveniente de Los Montes de María, llegaron unos advenedizos arrogantes por el botín, son los nuevos dueños de la parroquia y el hospital que estaba descuadernado ahora está peor, su gerente se llama Álvaro Ricardo y la Asesora jurídica, Leydi Luz Montes de Oca, ambos provenientes de ovejas, han desmejorado los sueldos de los trabajadores de la salud. Todos los asesores y los empleados más importantes de la administración proceden de Ovejas.

Alguien compró la Alcaldía de San Onofre, y ahora el pueblo clama por un líder de verdad que le ayude a recuperar la dignidad perdida.

Anterior Torcaza Meridional
Siguiente LAS BANDERAS ROJAS

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *