Después de la fiesta de los Reyes Magos de enero próximo, comenzará el proceso de conteo para saber con exactitud cuántas personas habitan en el país. El censo 2018 tendrá un costo aproximado de 310.000 millones de pesos. La última medición de este tipo se hizo en 2005.

Para saber cuántos somos, dónde estamos y cómo vivimos, el DANE realizará el Censo Nacional de Población y Vivienda (CNPV), durante el primer semestre de 2018. Una información fundamental para la determinación de todo tipo de políticas públicas, programas y hasta proyectos sociales, puesto que se conocerá cuántas personas hay en cada municipio, en cada vereda y en cada rincón del país.

También se determina en qué condiciones viven, cómo está conformado el hogar, su condición de salud, su nivel educativo, su religión; además, si hacen parte o se reconocen como parte de alguna comunidad étnica. Se supone que Colombia llegará el próximo año a los 50 millones de habitantes,
este dato según las proyecciones del DANE, realizadas con base en el censo anterior de 2005.

El Censo iniciará exactamente el 9 de enero de 2018 con una fase de recolección electrónica de información. La tradicional fase presencial o puerta a puerta se emprenderá en abril y durará tres meses. Posteriormente, se desarrolla la fase de procesamiento y publicación de resultados preliminares.
La parte electrónica será una herramienta innovadora de recolección de información vía web que, por primera vez, se incorpora a un operativo censal en Colombia. Estará activo entre el 9 de enero y el 8 de marzo de 2018. Es para quienes prefieren utilizar medios digitales y para aquellos que tengan
complicaciones de tiempo para atender una entrevista presencial prolongada. El censo presencial o puerta a puerta es el ejercicio de recolección de información, mediante el cual un censista autorizado y carnetizado por el DANE llegará a cada vivienda a aplicar un formulario. El censo presencial arrancará en abril y se extenderá durante tres meses. Inicia el primer mes en los departamentos y ciudades con aproximadamente el 60 por ciento de la población ubicada en el centro del país: Cundinamarca, Antioquia, Santander, Valle, Bolívar, Norte de Santander y -por sus características especiales- San Andrés, Providencia y Santa Catalina. En el segundo mes se suman los departamentos de Córdoba, Sucre,Cesar, Magdalena, Arauca, Casanare, Meta, Boyacá, Caldas, Risaralda, Quindío, Tolima, Cauca y Huila, y finalizará la operación con los departamentos con alta presencia de comunidades étnicas.

Afortunadamente el Censo es fácil de diligenciar, seguro y ecológico; además, es una opción incluyente que facilita que personas con limitaciones visuales o auditivas puedan diligenciarlo. Tiene alrededor de 50 preguntas que consta de 4 secciones: ubicación, vivienda, hogar y personas
Los datos obtenidos generarán información estadística estratégica para el diseño de políticas públicas, programas y proyectos. Por ejemplo, la información del
CNPV será insumo para la asignación de recursos a través del Sistema General de Participaciones y el Sistema General de Regalías en los siguientes diez años. Un censo permite establecer el número total de población en una fecha determinada, su composición por edad y sexo, los niveles y patrones de fecundidad, mortalidad y migración interna y externa. Toda esta identificación de transformaciones demográficas posibilita la atención a grupos específicos de la población. El Censo es un insumo fundamental para hacer seguimiento al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y para la generación del Plan Nacional de Desarrollo de los próximos años. El Censo debe ser diligenciado por residentes en Colombia mayores de edad; el miembro del hogar reconocido como jefe/a será quien asuma el diligenciamiento del formulario y deberá suministrar toda la información sobre quienes lo componen. El Censo cuenta con distintos mecanismos para la verificación de los datos reportados. Un convenio establecido entre el DANE y la Registraduría Nacional garantiza la validez de la información.

Todos los colombianos y extranjeros que residen en el territorio nacional. Se define como hogar la persona o grupo de personas, parientes o no, que ocupan una parte o la totalidad de una vivienda, y que atienden necesidades básicas con cargo a un presupuesto común; generalmente, comparten las comidas.

El CNPV cuenta con un presupuesto de 40.000 millones de pesos de la vigencia 2017 y de 270.000 millones de pesos para la vigencia 2018.
Para esta operación se vincularán alrededor de 31.000 personas, entre censistas, supervisores, coordinadores operativos, apoyos informáticos, apoyos
administrativos, jefes municipales, entre otros. Los primeros resultados preliminares se conocerán durante el tercer trimestre de
2018.

There is no more story.
Siguiente El escritor y el vendedor de mondongo

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *