Publicaciones en la categoría

Cuentos

Cuentos de la Revista Torcaza

ESPECTRO

Leer más

DIOS NO NECESITA INTERMEDIARIOS

Leer más

A puerta cerrada

Leer más

Por: Alí Reyes H. Para Estrella García Coronado, hija de Libia y Don Rómulo Al traspasar la puerta de celosía del zaguán, vi a mi tío Romito inmerso en la resaca del cocuy barato, recostado sobre unos sacos de maíz apilados en el corredor. Él mismo había dado órdenes de que al estar así no …

0 44

Por: Ramiro de la Espriella Arrieta Cuando niño, mi encuentro con Dios todos los domingos se limitaba a escuchar la misa matutina, mientras jugaba en el parque con mis amigos. Veía pasar a las damas con trajes elegantes y a los caballeros con vestidos enteros a escuchar la homilía, desde el columpio imaginaba el interior …

0 136

Por: Roberto Molinares Sánchez Tú sabes que vivo en un edificio pequeño y por eso todos los vecinos nos conocemos. Cada quien sobrevive tras la puerta y la reja de seguridad. Contrario de lo que ocurría en nuestro barrio que la puerta se cerraba solo de noche o cuando la gente se iba de viaje. …

0 215

Por: Clinton Ramírez C. A las seis, según podía confirmarse, Sony pasó para la iglesia. Vestía el pescador de lino holgado y llevaba el pelo, rubio y abundante, prendido en la coronilla con una mariposa color verde. Rogelio, acodado en la ventana del cuarto en el hotel, la ciudad delante de él como un mapa …

0 127

Por: Clinton Ramírez C. Estaba esa frase suya: voy a botar el mar. La casa donde vivió Monín de Böll se levanta en una punta de la playa.       En la franja del acantilado, el mar es transparente y, durante las noches de luces, choca con fuerza contra el muro verdecido, como queriendo derribar no …

0 144

Por: Alí J. Reyes Hernández Para Hely Saúl Oberto R. ─¿Qué les parece? ¿Saben lo que dice Andy?.. Que es… ¡Amigo de Roger Maris! Dicho esto, Niki soltó una risa burlona que todos secundamos. Era lógico tomar eso a chanza cuando se refiere a un astro consagrado de las Grandes Ligas. La reacción de Andy …

0 160

Por: Álvaro Rojano Osorio Cuando te vi flotabas en un río indiferente, el mismo en el que dos días antes habías desparecido. Del vestido color amarillo felicidad que lucías esa mañana en que partiste de tu casa, con el que te vi salir de ella, solo quedaba un pedazo sobre tus senos. Flotabas de pie, …

0 274

Por Guillermo Henríquez T. “¡Ay!, mira niña, si estaban diciendo que las dos estaban preñadas y vivían en la misma casa con el mismo hombre, que si las embarazó a la par, y a mí me daba miedo ir por allá. Al paritorio”.       Pero te imaginas, ¿cómo negarme? Dime tú que te digo yo, …

0 168

Por Roberto Molinares Se trataba de un mal sueño, otra pesadilla, aunque no podía recordar nada. Pasó su mano por el rostro y frotó sus ojos. Observó una mancha difusa sobre la pared que le extrañó. Extendió su brazo hasta la mesita de noche, donde al tanteo halló sus anteojos. Tras colocárselos, descubrió que contra …

0 259

Álvaro Rojano Osorio La muerte visitó a Sixta Mercado un lunes de marzo, a los sesenta años de edad, cincuenta de ellos dedicados a hacer bollos y chicha de maíz. Durante los nueve días de velorio, animados con ron, tabacos, cigarrillos, carentillo, tintos y cuentos, fue recordada por la competencia que mantuvo por años con …

0 274