Bohemian Rhapsody


Versión: Orquesta Filarmónica de Bogotá

Por Amaury Pérez Banquet

A mediados de 1975, encerrado en su casa de Holland Road, Kensington, al norte de Londres, Freddie Mercury escribió gran parte de Bohemian Rhapsody, una canción con una estructura inusual, que apunta más hacia esas piezas musicales características del romanticismo, compuesta por diferentes partes temáticas unidas libremente y sin relación alguna entre ellas. Cuando Mercury se la presentó al productor, Roy Thomas Baker, interpretó el comienzo con el piano, luego se detuvo, le sonrió mostrando sus grandes dientes y dijo: «Y aquí es donde empieza la sección de ópera». La mayor parte de las canciones de Queen se escribían en el estudio donde intervenían todos los integrantes de la banda, pero Bohemian Rhapsody estaba toda en la mente de Freddie. «la banda comentó que el esbozo de Mercury para la canción era intrigante y original y digno de trabajarse», dijo Brian May, el guitarrista de Queen. Días antes de que la canción saliera al aire, Sheila Witeley, musicóloga reconocida de la época, sugirió que: «el título se basaba fuertemente en la ideología del rock contemporáneo, el individualismo del mundo de los artistas bohemios, con lo de ‘rapsodia’ afirmando los románticos ideales del rock como arte».

Veinticuatro días fue el tiempo de grabación de Bohemian Rhapsody. La llevaron a cabo en Rockfield Studio de 1 el 24 de agosto de 1975, tras un ensayo intensivo de tres semanas en Herefordshire. Se necesitaron otros cuatro estudios más durante el proceso: Roundhouse, SARM, Scorpion y Wessex.

Mercury compuso mentalmente la canción y los dirigió él mismo, usó un piano de cola marca Bechstein para conciertos, que es el mismo que aparece en el video promocional. Indudablemente, esta es una de las grabaciones más elaboradas y mejor producidas en toda la historia del rock.

May, Mercury y Taylor, cantaron continuamente de diez a doce horas por día, obteniendo 180 grabaciones separadas. Como los estudios de aquella época solo disponían de cintas analógicas de 24 pistas, fue necesario que los tres se sobregrabaran numerosas veces y reiteraran estas grabaciones en sucesivas submezclas. Al final, terminaron usando cintas de octava generación. ​

La canción no posee estribillo y consiste en seis secciones: una introducción a capela, una balada, un solo de guitarra, un segmento operístico, una sección de rock y una coda que retoma el tempo y la tonalidad de la balada introductoria. El solo de guitarra de esta canción ha sido considerado el vigésimo mejor de todos los tiempos en el Reino Unido.

Cuando se puso a la venta como sencillo, Bohemian Rhapsody se convirtió en un éxito comercial que permaneció en la cima de las listas británicas durante nueve semanas. Alcanzó allí el puesto número uno otra vez en 1991, tras la muerte de Freddie Mercury. Es el tercer sencillo más vendido de todos los tiempos en Reino Unido.

En el 2018 se estrenó la película Bohemian Rhapsody. El 24 de octubre de 2018 en el Reino Unido y el 2 de noviembre de 2018 en Estados Unidos. Cinta biográfica británica-estadounidense, sobre Freddie Mercury y el grupo de rock Queen. Fue dirigida por Bryan Singer, aunque Dexter Fletcher asumió el cargo de director las últimas semanas de rodaje tras el despido de Singer. El guion fue escrito por Anthony McCarten y fue producida por Graham King y Jim Beach, antiguo mánager de Queen. Está protagonizada por Rami Malek, Gwilym Lee, Ben Hardy y Joseph Mazzello.

La película fue galardonada con numerosos premios, entre ellos: cuatro Óscars, dos Globos de Oro y dos BAFTA. Por supuesto, el nombre de la película procede del título de la canción más exitosa de la banda: Bohemian Rhapsody.

La Orquesta Filarmónica de Bogotá también quiso hacerle un homenaje a Freddie Mercury y a su banda. Con sus celulares y el apoyo de otros músicos, sacaron adelante una maravillosa interpretación de Bohemian Rhapsody, versión con la cual, la Orquesta Filarmónica de Bogotá nos sigue demostrando su versatilidad e innovación, pasando de formatos y ritmos clásicos y contemporáneos, hasta llegar al rock.

La realización y montaje se hizo primero con la grabación del piano, luego la percusión y el bajo. A su vez, se fueron montando las «voces» por grupos, para que cada uno tuviera su referencia. En cuanto a la edición y producción, estuvo a cargo de Juan David Hernández. Los voceros de este ensamble son: Aníbal Dos Santos, jefe de la sección de Violas de la Orquesta, y Ligeia Ospina, Violista de la misma.

Anterior EL HOMBRE DE LA CARRETA
Siguiente LA GRAN MENTIRA

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *