ATRAPADOS EN EL TIEMPO


Por Manuel Medrano

Piero, el cantautor Italo-argentino, ese que nos sorprendió a través de la radio con un puñado de canciones, como Juan Boliche, Caminando por Caracas, Pedro Nadie, Mi Viejo y Los Americanos, de la autoría del gran Alberto Cortéz. Nos preguntábamos de dónde provenía el joven que sin levantar la voz nos estaba enviando mensajes que tatuaron el alma de nosotros los jóvenes de entonces. Algunos solo escuchábamos las melodías, y de repente nos sacudía la sencillez de canciones como Juan Boliche o Pedro Nadie o la contundencia de la radiografía que hizo de los americanos.

Podíamos analizar todas las canciones creadas por Piero y su entrañable amigo, el poeta y periodista José Tcherkaski, pero que maravilloso detenerse en Mi viejo. Los viejos somos los protagonistas de primera línea en este año 2020, casi en todos los países del mundo. Pasamos de ser los personajes más admirados del hogar, y los consejeros de las familias, a convertirnos en personas desechables. El caminar lento de mi querido viejo, en algunos regímenes totalitarios, llevó a que salieran a recogerlos los militares, atropellándolos de una manera brutal para recluirlos en varios ancianatos. Y pensar que las falencias de una sociedad como la norteamericana que se debate entre la adicción a todo tipo de alucinógenos, la locura y el aumento de la pobreza extrema, en algunos casos, se debe a que los jóvenes a partir de los 18 años se van del hogar, rompiendo abruptamente el enlace afectivo y, por ende,  pierdan la fortaleza del amor filial, deteriorándose el aparato psicológico del joven que se marcha del hogar y de los padres que se quedan afectando, la salud mental de lo que había sido un núcleo familiar.

Piero cuenta que un día se reunió con su amigo José, y decidieron hacerle una canción al padre, pero algo diferente, algo que sobreviviera ante la adversidad del olvido. Y eso hicieron. Durante más de cinco meses estuvieron cranendo la canción, cada uno por su lado, hasta que decidieron reunirse en un pequeño apartamento en Buenos Aires y en diez minutos crearon Mi viejo, José compuso la letra y Piero la melodía, ya para entonces había muerto el padre de José, y Piero se fue en solitario a cantarle la canción a su progenitor. Llegó, descolgó el teléfono, cuenta Piero, que su padre tan solo contaba con 42 años, después de escuchar la canción, se fundieron en un abrazo eterno, ambos con los ojos inundados de lágrimas. Resulta que la canción se convirtió en un clásico y Piero ya viejo sigue cantándoles a los jóvenes, a los niños y a los ancianos, porque ha tenido la capacidad de reinventarse. Lo que no ha hecho el mundo que se volvió viejo, arcaico y confundido entre la visión competitiva del capitalismo salvaje y la misión depredadora del neoliberalismo.

Es necesario que los jóvenes lideren una estrategia renovadora e incluyente, reconociendo el fracaso de la era del mundo global, que deja una economía en estado comatoso y un medio ambiente colapsado, una deforestación desaforada y ríos y mares contaminados. Un mundo viejo incapaz de renovarse y marchando hacia el abismo, porque para las élites, la única manera de recomponerse o enrutarse hacia un nuevo orden mundial es a través de las guerras.

En la edad media, una persona de 30 años era considerada un anciano. En el siglo XIX, era de 40 años y en siglo XX alcanzó a los 55 años. Actualmente el mundo está lleno de personas longevas. Los avances en la ciencia y la medicina aseguran no solo una vida más larga, sino sana y digna. Desde la antigua Grecia hasta nuestros días, la gente mayor tiende a ocupar puestos de poder en la sociedad. Políticos, líderes sociales y religiosos. Esto es bueno para la juventud que tiene mucho que aprender antes de intentar cambiar el mundo.

Mi viejo….

Es un buen tipo mi viejo/Que anda solo y esperando/Tiene la tristeza larga/De tanto venir andando.

Yo lo miro de desde lejos/Pero somos tan distintos/Es que creció con el siglo/Con tranvía y vino tinto.

Viejo, mi querido viejo/Ahora ya caminas lento/Como perdonando el viento…

Anterior EL GRAN TESORO NACIONAL
Siguiente Torcaza Meridional

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *